DESCUBRE PORRERES


 

Qué ver

CULTURA Y PATRIMONIO

 

   > Iglesia parroquial de Porreres

   > La Rectoria

   > El Centro Católico

   > El oratorio de l'Hospitalet

   > Casa Bel·la

   > La Quartera

   > Iglesia de sant Felip Neri

   > Cruces de término

   > Oratorio de la Creu d'en Nét

   > Molinos

   > Monti-sion

   > Es Pagos


Iglesia parroquial

La iglesia parroquial de Porreres está dedicada a la Virgen de la Consolación. Las referencias más antiguas (un documento de 1242, y la Bula de Inocencio IV de 1248) mencionan la iglesia de Sant Joan de Porreres, como sufragánea de Felanitx. En 1277 esta iglesia ya tenía la categoría de parroquia, ya que su sacerdote, Mn Arnau Rossell, aparece con el título de rector. Parece que el primer templo se construyó en el solar del actual oratorio de l'Hospitalet.

 

La localización en el solar actual, al levante del área de la villa antigua, está fechado a finales del siglo XIV, cuando se edificó un templo gótico con seis capillas laterales. El edificio actual se inició en 1667, según un proyecto del maestro N. Oliver, y por iniciativa del rector Gaspar Llompart. El campanario se inició en 1705, la nave se acabó en 1714 y posteriormente se fueron acabando las capillas y la ornamentación.

 

El estucado y la reforma de la bóveda datan de 1797. La fachada principal configura un paramento cuadrangular, muy desornamentado, dividido por cuatro líneas de imposta, con un rosetón con moldura helicoidal en el tercio superior, y el remate superior es completamente liso. El portal mayor tiene dintel y jambas molduradas, enmarcadas por columnas de tradición corintia sobre plintos, y un entablamento con cornisa coronada por un frontón que diseña un medallón con un relieve de la Virgen. 

 

A la derecha del portal, destaca el monumento, inaugurado en 1949, dedicado al obispo Pere Joan Campins, que fue rector de Porreres.El campanario se levanta a la derecha del templo. Es de sección cuadrada, con siete pisos, los dos superiores con dos arcos ojivales por cada lado, y un pináculo piramidal en la zona superior.

 

El interior es de una sola nave, de planta rectangular con cabecera absidal, cubierta de bóveda de cañón peraltada dividida en ocho tramos y un cuarto de esfera en el presbiterio. Tiene siete capillas a los lados y una tribuna del coro a los pies de la nave. El alzado muestra pilastras con capiteles de tradición corintia.

 

El presbiterio contiene un retablo barroco, datable en 1762, obra de Josep Sastre, que contiene las imágenes de la Virgen de la Consolación, de sant Joan Baptista y sant Joan Evangelista, además de un ático con la pintura de sant Pere y un remate con el escudo de la villa.Las capillas de la derecha son: la primera acoge el Belén, donde destacan unos personajes de la vida popular datados hacia 1790; la segunda es la de Nuestra Señora del Carmes, con diferentes obras a los lados; la tercera es la de las Ànimes, presidida por un Cristo barroco y un retablo de 1752; en la cuarta está el portal lateral, con el órgano sobre ella; la quinta es la de sant Antoni Abat, con un retablo barroco muy austero, posiblemente de la iglesia antigua; la sexta es la del Sant Crist, de estilo barroco; y la séptima es la de los tres Arcángeles, con el retablo barroco, de principios del siglo XVIII, obra de Domingo Ferrer.

 

En las capillas de la izquierda tenemos: la primera es la del baptisterio, datada en 1894; la segunda es la de la Sagrada Familia, con un retablo barroco; la tercera es la de sant Sebastià, con una imagen de sant Bartomeu y una de sant Vicenç de Paül; la cuarta es la de sant Josep, con la imagen del titular obra de Adrià Ferran, de principios del siglo XIX, y una imagen de la Asunción en la predela; la quinta es la capilla del Rosario, de planta octogonal, con cubierta en forma de cimborrio rectangular y dos capillas a cada lado; la sexta es la de sant Roc, con un retablo barroco que se estaba trabajando en 1726; y la última capilla es la de sant Vicenç Ferrer, que podría datar del siglo XVII, procedente de la iglesia anterior.

 

Hay también una rueda de campanillas, de 1701. El tesoro de la parroquia conserva diversos objetos litúrgicos de gran valor: una arquilla para la reserva eucarística de finales del siglo XIV, un cruz procesional gótica (del siglo XV), obra de Antoni Oliva, el relicario gótico y la custodia neogótica, hecha por el orfebre  Fuster en 1864.

 

 

También se puede destacar la sillería gótica del coro, procedente de la iglesia de Sant Francesc de Palma, obra de Macià Bonafè (1447-55). El templo conserva una Virgen gótica, de madera tallada, obra de Gabriel Mòger II, de principios del siglo XVI.

 

 

La Rectoría

La Rectoría, datada en el siglo XVIII, presenta una fachada de dos plantas. En la planta baja, el portal principal se levanta sobre cuatro peldaños, tiene un dintel con molduras lineales, y estrías verticales en las jambas. El conjunto aparece inscrito dentro del perímetro de un portal de medio punto, tal vez indicio del portal anterior a las obras del siglo XVIII.

 

 

Además de las ventanas rectangulares, a la izquierda del portal observamos una capillita con cruz de madera. En el primer piso hay  una galería de tres arcos rebajados, sostenidos por dos columnas con éntasis, exentas, y dos pilastras embebidas en los laterales; en el centro de la pared de protección hay un medallón con el relieve de sant Francesc. El interior, además de obras de arte de tipo religioso, contiene el archivo parroquial.

 

El Centro Católico (C/ Bisbe Campins, 13)

Es un edificio regionalista, datado en 1935, de dos plantas. La planta baja tiene tres grandes vanos de medio punto, de los cuales el central comunica con la escalera de acceso al edificio.

 

 

El primer piso configura también tres vanos, a manera de ventanas balcón, la central enmarcada por un arco de medio punto, que también engloba una pequeña ventana semicircular. Los laterales se inscriben en un espacio rectilíneo, con dintel.

 

El balcón que preside el piso muestra una balaustrada, excepto en el cuerpo central, donde se identifica la inscripción "Centre d'Acció Catòlica". El remate de la fachada muestra una decoración vegetal en los extremos, sendas balaustradas en los ejes de los vanos laterales y, en el centro, un frontón curvo que engloba tres arquillos de medio punto.

 

 

El escudo de Porreres aparece en los extremos del remate. El interior está actualmente dedicado a restaurante y conserva aún el escenario para las representaciones teatrales. 

 

El oratorio de l'Hospitalet

Ésta fue la capilla del antiguo hospital de la villa, que aparece documentado por primera vez en 1457. Antes, pero, y según una hipótesis, fue la sede de la primera iglesia de Porreres, documentada en 1242 (en las obras de restauración realizadas en 1879 apareció una tabla gótica que representaba a los antiguos patronos de la villa, sant Joan Baptista i sant Joan Evangelista). El edificio fue restaurado en 1655 y 1879.

 

 

La fachada tiene un portal adintelado, sin ornamentación, y una claraboya circular sobre él. El remate es un hastial triangular, sin ornamentar, con una cruz como remate. En el lateral izquierdo hay adosado un edificio moderno. Tiene planta rectangular, con cubierta de bóveda de cañón en el interior, y de crucería en la sacristía.

 

Casa Bel·la (C/ de l’Hospital, 9)

Era la antigua escribanía de Porreres, fechada en el siglo XV. Presenta un alzado muy bajo, con planta baja y porche (evidenciado por una ventana situada a la derecha de la fachada).

 

 

El portal es adintelado, con un nicho de arco ojival moldurado, actualmente vacío, y una ventana cuadrangular abocinada a la derecha. Tiene una cornisa de piedra que aguanta dos hileras de tejas. 

 

La Quartera(C/ de Nunó Sanç, 1)

Este edificio, conocido popularmente como Sa Cortera, es una casa de origen medieval, de dos plantas y un portal de dintel, con un frontón triangular, con el escudo de la familia Llompart. A la izquierda hay una ventana y dos larqueros de madera. Su nombre indica que era destinado almacenamiento de grano.

 

 

Iglesia de Sant Felip Neri (C/ Sant Roc – C/ Passaratx)

Se trata del templo de la congregación del Oratorio, construido entre 1886 y 1911, en unos terrenos cedidos por Mn Joan Barceló Móra. La titular de la iglesia es la Inmaculada Concepción.

 

 

 

El proyecto es de Pere de Alcántara Peña, con la intervención de Joan Sureda, autor de la fachada. La capilla tiene nave única, cubierta de bóveda de arista, con lunetos, y cuatro capillas laterales con cubierta de bóveda de cañón. En el crucero hay una cúpula. El Cristo es la misma imagen que presidía el convento de Sant Domingo de Palma. Se conservan obras pictóricas de Vicenç Furió y de Llorenç Cerdà. 

 

Cruces de término

 Hay un total de once cruces dentro de las tierras de Porreres si contamos entre elles els Monuments dels Goigs en la subida a Monti-Sion. Todas ellas tienen un gran valor histórico y artístico pero, lamentablemente, algunas no se conservan en buen estado. Citamos alguna como la Creu des Pont (s. XV), la Creu de la Marina (s. XV-XVI) o, los diferentes Goigs (realizadas entre los siglos XV y XVII). 

 

Oratori de la Creu d'en Nét

El oratorio de la creu d’en Nét, es un templo siuado al lado del cementerio de la villa de Porreres. Conserva en su interior una cruz que fue levantada en memoria de Mossèn Nét, rector de Porreres del siglo XVI o XVII. La iglesia se construyó en 1772.

 

 

Molins           

Hasta 36 torres de molino se localizan dentro del término de Porreres, además de tener notícias de otras cuatro edificaciones que fueron destruidas. Diez de estos molinos se encuentran en el núcleo urbano y casi la mitad de éstos se utilizan como vivienda. La mayoría son torres de molino con base. Algunos, como el Molí des Pont o el Molí de Son Gornals, conservan aún alguna mola, pero en la mayoría de casos no existen restos de la maquinaria. Respecto las fechas de construcción, parece ser que el más antiguo es el Molí d'en Recó, que pertenece al s. VXII. La mayoría de ellos fueron edificados durante los siglos XVIII y XIX, para ser abandonados a principio del XX. 

 

De las 36 edificaciones que hemos citado, destacamos el Molí d'en Tòfol y el Molí de n'Amengual, situados en el núcleo urbano y, el Molí des Recó, el Molí de Son Mora, los molinos de Ses Talaies, el de Son Gornals y el de Son Porquer, en las afueras del pueblo. 

 

Monti-sion

La fundación del santuario data del 1498, dedicado a la Virgen de Monti-sion, con reformas a lo largo del siglo XVIII, que afectaron a la iglesia y a la ornamentación. En el colegio de Gramática, datado en 1530, se enseñaba gramática latina con la finalidad de poder ingresar en el Estudi General Lul·lià, posteriormente Universitat Literària. Éste se clausuró en 1835, a partir de las modificaciones en la enseñanza.

 

 

Entre 1850-55 hubo una comunidad de misioneros, dirigida por monseñor Cabrera. En 1892 hubo nuevas obras de restauración. El santuario se encuentra en la cima de la colina homónima, de 245 metros de altura, que forma parte del macizo de Randa, concretamente en la serra de sa Mesquida.

 

Una escalera conduce desde el exterior hasta la fachada de levante, donde se encuentra el portal principal, de arco rebajado, que conduce al vestíbulo, con bóveda rebajada. Del vestíbulo, un portal adintelado, coronado por un nicho con una imagen de la Virgen, comunica con el porche interior y con el claustro, porticado y de planta pentagonal irregular, cosa única en Mallorca. En el centro del patio hay una explanada que marca la cisterna, con un brocal de sección hexagonal, con una pila y el correspondiente andamio, de hierro. El templo se sitúa en el ala norte y presenta, en la fachada, un portal adintelado, un rosetón y tres vanos de medio punto en el cuerpo superior, con una espadaña en el remate. El interior es de una nave, con dos tramos y presbiterio (sobre tres peldaños) y dos capillas a los lados. La cubierta es de bóveda de crucería, sostenida por ménsulas y con los tramos separados por arcos apuntados. El retablo mayor es un retablo camarín, con un retablo neogótico inscrito en un arco de medio punto, que contiene la imagen de la Virgen de Monti-sion, tallada en mármol, y el escudo de Porreres bajo ésta.En la sacristía se conserva una Virgen Sagrario esculpida, a finales del siglo XV o principios del XVI por Gabriel Mòger, que debió presidir el retablo mayor del segundo templo parroquial. La antigua aula de gramática se conserva en el lateral de poniente. Tiene portal adintelado, con el escudo de Porreres sobre el dintel, y, al lado, el relieve de un tintero y un cuaderno con la inscripción Dilicit Dñs portas Sion dil. Dñs portas studiosorum. El interior es una estancia rectangular, con cubierta de bóveda de cañón, con tres arcos con pilastras lisas y bancos de piedra adosados a la pared. A la derecha de la iglesia, tras un vestíbulo y con la cocina a la derecha, está el refectorio o comedor, que conserva tres tramos de bóveda de arista. A la izquierda se puede observar una pila de agua sostenida por una mano. Según el Arxiduc, “hay doce estancias para los estudiantes con habitación con medianera y una pequeña cocina, lavabo y colgador de ropa; sobre la habitación hay un espacio para la conservación de la leña; hasta ocho estudiantes dormían en cada una de las habitaciones. Los demás alojamientos se destinaban a los profesores y los sirvientes, con un total de 20 habitaciones”.

 

 

Es Pagos

Está situado en la carretera de Vilafranca, cerca de la possessió de Sant Martí y sobre una colina. En 1564 pertenecía al honorable Ramon Nicolau (des Pagos) i había casas, con una bodega y un molino de sangra, se guardaban 275 ovejas y una veintena de pavos, información que sin duda está relacionada con el nombre de la possessió, ya que estos vistosas aves eran objeto de la caza furtiva. Se sabe que también había dos esclavos.

 

 

En 1661 era de Margalida Nicolau. En 1863 era propiedad de Felip Villalonga-Mir.La fachada es de tres plantas. El portal principal es de medio punto, coronado por el escudo de los Villalonga-Mir, de mármol. A ambos lados del portal se abre un conjunto de portales, alternando los adintelados con los de medio punto y con un tejadillo sobre cada uno. En la segunda planta hay siete vanos, seis ventanas balcón y la central, sobre el escudo, cuadrangular. En el porche también hay siete ventanas apaisadas.

 

La entrada o vestíbulo, con cubierta de bóveda de crucería, distribuye diversos portales adintelados. Un arco rebajado conduce al patio. A la derecha destaca un brocal de cisterna, de sección octogonal, con el relieve de un pavo en los hierros. Más hacia la derecha está la bodega, una gran estancia de bóveda, con diversas cubas menas.

 

A la izquierda se sitúa la casa de los amos o payeses. Delante de la entrada se conserva un rústico poyo. La capilla presenta un tramo de bóveda de crucería helicoidal, con una clave con el escudo de los Villalonga-Mir, y, en el presbiterio, cubierta de bóveda rebajada. Preside la estancia un pequeño retablo dedicado a la Inmaculada.

 


Galería de imágenes